Una buena literatura puede aumentar el número de lectores sin importar la temática

Muchas personas dicen que la lectura es solo para tiempos perdidos pero lo cierto es que es un pasatiempo agradable para muchas personas, obligación para otros, además de ser un beneficioso ejercicio mental. Se ha comprobado que favorece la concentración y la empatía, ayuda a prevenir la degeneración cognitiva y puede hasta predecir el éxito profesional, son algunos de los beneficios de la lectura. Existen muchos tipos de lectura, que se adaptan a diferentes personalidades y gustos como lo son los cuentos infantiles, de historia y hasta en la actualidad podemos encontrar libros de porns para los más aventureros.

Se puede decir que la lectura es el único instrumento que tiene el cerebro para progresar, según algunas personas ya que nos da el alimento que hace funcionar y mantiene el cerebro. La mente se debe ejercitar mediante la lectura, lo que favorece la concentración. La lectura después del aprendizaje parece un proceso que ocurre de forma innata en la mente, por lo que leer es una actividad antinatural.

Leer puede influir de forma positiva en tu mente y en tu vida, además se ha podido demostrar que quienes leen con regularidad son capaces de incrementar la conectividad de sus neuronas. En cuanto al plano emocional, se ha demostrado que al leer especialmente ficción, se está incrementando la capacidad para simular el estado mental de otros, sintiendo más empatía y comprensión por los demás.

La lectura abre la puerta a nuevas experiencias, ya que por ejemplo al leer ficción, eres capaz de sentir nuevas emociones, las cuál en tu vida cotidiana tardarías años en descubrir, sintiendo empatía y otros sentimientos por los personajes con los que te identificas a lo largo de la narración. Además se puede afirmar que la literatura es un simulador de la realidad, aquí se presenta una máquina del tiempo que te puede llevar instantáneamente a diferentes épocas y situaciones gracias a las características que describe y los personajes.  

Todo esto nos ayuda a ser más amables con las demás personas, ya que nos da una oportunidad de ver el mundo desde la perspectiva de otros, teniendo en cuenta las consecuencias de nuestros actos. Es una buena forma para ver la simplicidad de virtudes como lo son la generosidad, la amabilidad y la simpatía como parte de la vida. Una buena literatura siempre ha estado en oposición a los valores hegemónicos, aquellos que sólo priorizan la búsqueda del dinero y el dominio del poder. Los escritores suelen presentarnos un mundo con ideas y sentimientos que se contraponen al cinismo y la hipocresía del mundo. La literatura puede ser la cura para la soledad.

Los buenos libros nos muestran personajes fácilmente identificados, para así poder descubrir su evolución a lo largo de la narración. Si un libro es interesante atrae profundamente nuestra atención, desapareciendo completamente la soledad, ya que el libro se convierte en un fiel compañero. Son los escritores los que nos ayudan a abrir la mente y el corazón mediante sus piezas literarias.

Deja un comentario